611 603 046

Esmaltado semipermanente para uñas: todo lo que tienes que saber

Las manos forman una parte esencial en nuestra forma de comunicarnos. A veces, incluso sin darnos cuenta, es mucho lo que podemos llegar a decir por nuestra forma de mover las manos o gesticular, por lo que, además de por una razón estética, que luzcan perfectas puede llegar a ser muy importante. Así, que nuestras uñas también lo hagan va dentro del mismo acuerdo, y una solución muy recurrida es el esmaltado semipermanente para uñas, tanto por resultado como por lo cómodo que resulta no tener que estar continuamente pendiente de su estado, ya que puede llegar a durar doce días. Pero, entre todo lo que tienes que saber, hay algo por encima del resto: hay que acudir al centro de manicura a retirarla.

Y es que lo primero que tenemos que tener en cuenta es que, en la condición de semipermanente de este esmaltado, se encuentra también la formación de componentes que pueden amenazar la salud de las uñas, como productos con acrilatos y formaldehído, que pueden provocar diferentes reacciones en la uña, la piel de alrededor u otras partes del cuerpo que hayan entrado en contacto directo con la misma.

El esmaltado semipermanente es agresivo, ya que en su duración está una fortaleza mayor que un esmaltado común que no todas las pieles pueden aguantar. Esto no implica que sea necesariamente perjudicial para la salud, pero sí si tus uñas no son muy resistentes, ya que en el esmaltado semipermanente se comienza con un pulido superficial que hace que la primera capa de la uña, que es la más dura, quede ahora mucho más frágil, por lo que se hace más vulnerable al efecto de los acrilatos.

Esto ocurre en el mismo esmaltado, pero también a la hora de retirarlo, y es debido a esta delicadeza por lo que se desaconseja hacerlo en casa. Acudir a profesionales es sinónimo de garantía, más si tus uñas están expuestas a un peligro que puedes estar obviando. Para su retirada se emplea acetona, un disolvente que se puede volver peligroso cuanto mayor sea la cantidad usada.

Entre esmaltado y esmaltado

El esmaltado semipermanente dura casi dos semanas en perfecto estado, pero, como hemos visto, es especialmente agresivo sobre las uñas. Después de pasar por uno no debemos tener mucha prisa en someternos a otro, ya que quizás las uñas, sobre todo las primeras capas, necesiten un descanso para recobrar la fortaleza perdida. Uno que, de no tenerlo, podría serles muy difícil de soportar si son expuestas nuevamente a estos productos de esmaltado o a la lima, que deberíamos intentar evitar que se use si no es necesario.

Limar sí es algo que el o la profesional debe hacer cuando se trata de la retirada del esmaltado, con sumo cuidado para no dañar las uñas. Estas han de ser frotadas con acetona por medio de un algodón y dejadas a reposar durante unos diez minutos. Así después será más sencillo retirar los restos puliendo, muy diferente a limando, y, por supuesto, nunca con un torno, que destroza la queratina responsable de la dureza y resistencia de la uña, la cualidad más amenazada por el esmaltado.

Detectar si tus uñas necesitan un descanso te será fácil, pues su aspecto es revelador y nadie mejor que tú sabe cuándo están en un buen momento de salud. Si han perdido brillo, las notas más débiles al corte o con estrías, mejor esperar hasta el siguiente esmaltado semipermanente.

En Tutú cuidamos tus manos y tus pies. Vive una experiencia de lo más relajante y disfruta de una manicura y pedicura spa con productos veganos.

Anterior

Siguiente

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

M

Hello. How are you?

SAMPLE POPUP

Built with Divi Builder.

Email Address

your@gmail.com

OUR OFFICE

101 Mark Boulevard St,
10040, New York,
United States.